¿Cuáles son las causas del calentamiento global?

 

   Versión en español                                                                           English version


El efecto invernadero es provocado por gases que se han producido a lo largo de la historia del planeta y se producen actualmente como resultado de la compleja actividad geoquímica y bioquímica que caracteriza a la Tierra. 

 

La atmósfera de nuestro mundo desde sus primeros tiempos hasta la fecha ha experimentado notables variaciones en su composición.  Actualmente contiene, entre otros gases, dióxido de carbono, metano y óxidos de nitrógeno los cuales junto al vapor de agua son los responsables principales del efecto de invernadero. Como resultado de la intensa, y a veces irracional,  actividad del hombre sobre todo a partir de la Revolución Industrial se viene incrementando el contenido de estos cuatro gases en la atmósfera e incluso se ha acumulado una significativa presencia de otros como resultado de determinados desarrollos de la técnica. Lo cierto es que tales incrementos se reflejan en una intensificación del efecto invernadero natural.     

En los pasados cincuenta años las emisiones lanzadas a la atmósfera de dióxido de carbono, óxidos de nitrógeno, y metano, se han elevado en flecha, y un nuevo tipo de sustancia química, los fluorclorocarbonos, CFC, han sido introducidos como refrigerantes, solventes y propulsores de aerosoles, mostrando junto a su inercia química que los hacía parecer inofensivos, un poder destructivo de la capa de ozono estratosférica y una elevada capacidad para atrapar el calor. Así una molécula de CFC observa un poder absorbente de las radiaciones infrarrojas entre 12 000 y 16 000 veces mayor que el presentado por una molécula del dióxido de carbono. 

 Este gráfico muestra en que medida contribuye cada gas al efecto invernadero de acuerdo con su capacidad calorífica de absorción y la abundancia relativa en que se presentaban a fines del siglo pasado. Una notable diferencia se advierte en los datos considerados por fuentes diferentes.

 

Esta diferencia se explica por la relativa incertidumbre de las estimaciones cuantitativas acerca de las concentraciones de estas sustancias en las capas atmosféricas. 

 

En cualquier caso, se señala como el principal responsable al dióxido de carbono con un peso específico que se mueve en el intervalo del 55 % - 75 %. La mayor discrepancia, que explica la diferencia anterior, se aprecia en la estimación de la contribución relativa de los halocarbonos. Algunas fuentes le asignan el segundo lugar con un 24 % del efecto total mientras otras indican que de acuerdo con la reducción en la producción de CFC de la última década su contribución al efecto invernadero no va más allá del 5 %. Todas los reportes coinciden en atribuir aproximadamente un 15 % del efecto total provocado al metano. Y finalmente aparece la significativa contribución de un 5 % a los óxidos de nitrógeno.       

 

El dióxido de carbono entra en el ciclo natural del carbono, los animales lo emiten a la atmósfera en la respiración, las plantas lo asimilan en su labor fotosintética. La deforestación que ha sufrido el planeta viene afectando este ciclo, contribuyendo a la acumulación del dióxido de carbono en la atmósfera.  

 

La quema de los combustibles fósiles en las plantas generadoras de electricidad y por el transporte automotor ha disparado el lanzamiento de emisiones de CO2  a la atmósfera.  

 

El óxido de nitrógeno es un producto colateral en la producción del nylon, y es también emitido por los fertilizantes usados en la agricultura. 

 

El metano es emitido en las minas de carbón, en los yacimientos del gas natural así como en su distribución. También se produce en los depósitos de residuales y una quinta parte de todo el metano generado por la actividad humana proviene de la descomposición microbiana del material orgánico asociado con la producción del arroz. 

 

La gráfica de arriba revela claramente que es el CO2 el gas de invernadero con mayor responsabilidad en el calentamiento global antropogénico que sufre el planeta.. Desafortunadamente, conforme con el cuadro de desigual desarrollo e irracional consumo que caracteriza a nuestra sociedad contemporánea se puede apreciar que "las contribuciones" a este calentamiento global del planeta es bien diferente según el área geoeconómica.

 

La figura revela como los países industrializados presentan los índices absolutos y percápita más altos de emisión de CO2. El liderazgo absoluto lo tiene los Estados Unidos de América con un consumo energético equivalente a la emisión de unas 20 toneladas de C02 anualmente. En términos de eficiencia se considera la Europa Occidental como "un eficiente consumidor", ocho toneladas por habitante por año.

 

Región

Población

en millones

Emisiones

10 ton-año 

Escenario 

A

Escenario

B

a
Estados Unidos

278

5,4

1,9

0,4

b

Europa Occidental y 

Canadá

488

3,8

3,6

0,8

b

Japón, Australia y 

Nueva Zelanda

162

1,2

1,1

0,3

b

Europa Oriental y

Norte de Asia

439

5,1

3,2

0,8

b

China y naciones del

Este Asiático

1 634

3,8

9,7

2,3

b
Medio Oriente

131

0,5

1,0

0,2

b
África

951

0,52

5,0

1,2

b
América Latina

632

1,4

3,4

0,8

b

India y Sudeste 

Asiático

1998

1,8

11,8

2,8

b
Totales

6 746

23,5

40,7

9,6

 

Escenario A 

Cantidad de las emisiones de CO2 si cada región consumiera con el índice per cápita de Europa Occidental.  

 

Escenario B  

Cantidad de las emisiones de CO2 si cada región consumiera con el índice per cápita de China o América Latina, algo más de 2 toneladas por año.

      

Si todos en esta nave planetaria tuviéramos un índice de emisión equivalente a la eficiente Europa entonces nuestra atmósfera recibiría el equivalente a 1,7 veces la cantidad de CO2 que al final de siglo pasado debió recibir. Y si se produjera la impensable reversión de que todos emitiéramos con un per cápita equivalente al de nuestra América Latina, entonces estaríamos reduciendo la emisión del CO2 a un 40,8 % de lo lanzado en el 2000.

 

A pesar de los datos presentados anteriormente, es una preocupación de los países del Norte, el incremento que se viene produciendo en las emisiones de CO2 de los llamados países en vía de desarrollo.        

 

Referencia:

Union of Concerned Scientists (2005): Global warming science and global warming solutions.

http://www.ucsusa.org/global_warming/science/science-of-global-warming.html

 


ÍNDICE